valladolid s xix

El Valladolid de
Zorrilla

  • Inicio
  • José Zorrilla
  • El Valladolid de Zorrilla

Semblanza de la ciudad de Valladolid en el Siglo XIX.

A través de una selección de imágenes de la época le mostramos Valladolid, la ciudad natal de José Zorrilla en el siglo XIX. Situando el ratón encima de cada foto verá una descripción de la imagen y si hace clic podrá ampliarla.

 

AM 5 37
La esbelta torre sobre el atrio de la iglesia de San Benito, aún luce en esta imagen el cuerpo superior que la embellecía. Este templo fue desconsagrado durante la ocupación francesa a comienzos del siglo XIX y fue utilizado por el ejército francés como “cuadra” y “almacén”. Sobre la puerta principal de acceso a la iglesia se conserva, en piedra, el único escudo napoleónico de la ciudad. (AM 5 37)
AM 5 38
Tras la demolición de la antigua Casa Consistorial, en pie desde finales del siglo XVI, Valladolid puso en marcha un concurso de ideas para la nueva construcción. He aquí uno de los bocetos presentados. El proyecto ganador fue el de Enrique María Repullés y Vargas. El edificio se inauguró en 1908. (AM 5 38)
AM 5 39
La población vallisoletana se nutrió sustancialmente de las familias inmigradas desde el ámbito rural provincial; haciendo pervivir en Valladolid una cultura vinculada al mundo agrícola que, coexistiendo con el incipiente Valladolid industrial, fue característica del Valladolid decimonónico. (AM 5 39)
AM 5 41
La puerta del Campo, por la que se entraba a la ciudad desde Madrid, separaba el casco urbano del extenso baldío que hoy conocemos como Campo Grande y que, en el siglo XIX, permanecía flanqueado por numerosos establecimientos religiosos extramuros. (AM 5 41)
AM 5 47
El Hospital de la Resurrección (antes mancebía municipal) fue demolido en 1893. En el solar resultante, se edificaría, años después, la “Casa Mantilla”, ejemplo de la arquitectura doméstica que comenzaba a reclamar la naciente burguesía industrial. (AM 5 47)
AM 11 4
Valladolid recibió la visita de los sucesivos monarcas españoles que reinaron en el siglo XIX. Alfonso XIII y su séquito militar no fueron una excepción. (AM 11 4)
AM 11 6
Durante gran parte del siglo XIX, los vallisoletanos presenciaron los festejos taurinos en el llamado “Viejo Coso” (convertido después en Cuartel de la Guardia Civil y hoy en plaza vecinal entre las calles San Quirce y San Ignacio). El coso del paseo de Zorrilla fue inaugurado en 1890. (AM 11 6)
AM 11 16
A comienzos del siglo XX, el Teatro Pradera, al comienzo del paseo central del Campo Grande, era lugar obligado de visita en los tiempos de ocio. El Campo Grande, desde los años del alcalde Miguel Íscar, ya estaba siendo objeto de algunas plantaciones. (AM 11 16)
AM 11 18
La plaza de toros de Valladolid, en el paseo de Zorrilla, fue inaugurada en 1890. En los solares aún no urbanizado que la circundaban se jugaba al fútbol con periodicidad… (AM 11 18)
BA 4057 1
Vista general de la ciudad, desde las cuestas del actual barrio de Parquesol. Podemos ver el Monasterio de Ntra. Señora de Prado, entonces hospital psiquiátrico; y el puente de hierro, mal llamado “Puente colgante”, que fue instalado sobre el Pisuerga en 1864. Fabricado exclusivamente en hierro –nuevo material de construcción en el Valladolid del XIX– es el segundo puente sobre el “gran río”, erigido ocho siglos después del Puente Mayor. (BA 4057 1)
BA 4057 8
Antigua Casa Consistorial en el mismo emplazamiento que la nueva. Entre sus artífices se citan nombres tan importantes como Diego de Praves o Francisco de Salamanca, maestros implicados en la reconstrucción del centro urbano tras el terrible incendio que asoló la ciudad en 1561. (BA 4057 8)
BA 4057 9
La “Acera de San Francisco” era el lateral de la Plaza Mayor más utilizado para el encuentro ciudadano, la charla, las homilías de los charlatanes… Tomo su nombre del antiguo Convento de San Francisco, que abría a la plaza su fachada principal. (BA 4057 9)
BA 4057 10
La iglesia de Santa María de la Antigua, fundación del mismísimo conde Ansúrez, llegó al siglo XIX, oculta tras una amalgama de construcciones que habían ido superponiéndosele a lo largo de los siglos y que ocultaban su gran belleza. (BA 4057 10)
BA 4057 14
Las trazas de la catedral de Valladolid fueron realizadas por Juan de Herrera pero la dirección de obra fue realizada por una larga lista de maestros arquitectos que fueron relevándose en el tiempo. Aun así, la catedral, en el siglo XIX, estaba tan inconclusa como en la actualidad. O quizás algo menos, pues tuvo, hasta 1843, una torre (“La buena moza”) que se desplomaría hacia mediados de la centuria. (BA 4057 14)
BA 4057 15
En 1866, quedó finalmente certificada la identificación de las casas del Rastro de los Carneros, con las casas en las que habitó Miguel de Cervantes a comienzos del siglo XVII, junto sus familiares “las cervantas”; momento en que dio a la imprenta, por cierto, su inigualable Don Quijote. (BA 4057 15)
CC 26
La Acera de San Francisco (en la Plaza Mayor) atestada de público por algún acontecimiento ciudadano. Al fondo se abre la calle de la Pasión y, tratando de enfilar la calle de Santiago, un antiguo tranvía. (CC 26)
CAJA 443 6
La invasión francesa trajo a Valladolid la costumbre de tomar “café”. A partir de ese momento, en la ciudad comenzaron a proliferar los establecimientos a los que la gente acudía a tomar, además de café, licores, refrescos y… helado (en las llamadas “botillerías”). (CAJA 443 6)
CC 30
El tranvía, primero de tracción animal y luego eléctrico, fue la primera modalidad de transporte público en la ciudad. Aquí lo vemos atravesando una bulliciosa calle de Santiago. (CC 30)
CC 48
El arzobispo de Valladolid, acompañado de su séquito de coadjutores y monaguillos, acudía presto a imponer su bendición allí donde le requerían. En esta imagen, el arzobispo parece entrar en el Colegio de Santiago (hoy conjunto de Las Francesas). (CC 48)
CS 41
En 1852, la Academia de Caballería se instaló inicialmente en el edificio llamado “El octógono” que había sido construido para presidio. El “Octógono” fue pasto de las llamas en 1915 y en su lugar se erigió el edificio que ha llegado hasta nuestros días.(CS 41)
CS 56
A finales del siglo XIX, en el paseo de Recoletos, a la altura de la Casa Resines, un templete para música congregaba numeroso público con mucha frecuencia. (CS-56)
MASO 3
La costumbre de contratar fotografías de estudio comenzó a extenderse entre las clases más acomodadas de la sociedad decimonónica, en las últimas décadas del siglo. (MASO 3)
MASO 4
Abandonado el viejo coso, junto a la plaza de Fabio Nelli, la nueva plaza de toros de Valladolid acogió los espectáculos taurinos desde 1890. (MASO 4)
MU 35
La iglesia de la Antigua a duras penas podía lucir su belleza entre la amalgama de construcciones que la circundaba. (MU 35)
MU 77
La explanada frente al “Octógono” (hoy Academia de Caballería) fue durante todo el siglo XIX escenario de paradas militares y recibimientos oficiales a visitantes ilustres. Desde su pedestal, el poeta José Zorrilla fue testigo de todo desde 1900. (MU 77)
OLS 51
Los días de romería siempre fueron momentos de esparcimiento y hermanamiento vecinal. (OLS 51)
OLS 52
Las fuentes de vecindad, repartidas por diversas plazas vallisoletanas, fueron lugar cotidiano de abastecimiento de agua hasta que, en el último tercio del siglo XIX, se promovió el general saneamiento de la población, apoyado en los planes defendidos y diseñados por el ingeniero Recaredo Uhagón. (OLS 52)
OLS 58
El 14 de septiembre de 1900, la ciudad de Valladolid inauguró su más emblemática estatua: la erigida en homenaje al ilustre poeta José Zorrilla, nacido en la ciudad en 1817 y fallecido en Madrid en 1893. La fisonomía de este entorno ha variado mucho y muchas veces desde entonces.(OLS 58)
OLS 59
En la esquina de Ferrari con la Plaza Mayor, un cartel anuncia a la población la representación en el Teatro Calderón, inaugurado en septiembre de 1864, de “Los tres mosqueteros”. El tranvía se acerca… (OLS 59)
OLS 71
El paseo por el Paseo del Príncipe del Campo Grande fue y es todo un clásico de los usos vallisoletanos. (OLS 71)
OLS 75
La cubrición del ramal sur del Esgueva hizo posible la apertura de una gran avenida desde la plaza de Zorrilla hasta la plaza del Campillo (hoy plaza de España). Valladolid dedicaría esta vía, abierta en 1880, a su alcalde más famoso: Miguel Íscar Juárez. (OLS 75)
OLS 76
Allí donde el ramal sur del Esgueva entraba en el río Pisuerga (hoy ribera de Curtidores) hubo embarcadero y las lavanderas extendían sus tendales. (OLS 76)
OLS 111
El Puente Mayor, único sobre el Pisuerga en el término municipal de Valladolid hasta 1865, unía las plazas de San Bartolomé y San Nicolás. Por él pasaban los viandantes y, desde finales del siglo XIX, los tranvías e incluso el popular “Tren Burra”. (OLS 111)
OLS 112
En la Plaza Mayor “aparcaban” los coches de postas, uno de los primeros exponentes del transporte público interurbano. (OLS 112)
OLS 115
En 1885, el empresario palentino Ambrosio Pérez abrió su establecimiento de relojería en una de las mejores esquinas comerciales de Valladolid. Lo llamó: “Bazar Parisién” (OLS 115)
OLS 116
Desde su inauguración en septiembre de 1900, la estatua de Zorrilla, en las inmediaciones de “El Octógono – Academia de Caballería” se convirtió en un lugar muy frecuentado de paseo. (OLS 116)
OLS 117
Los coches de los tranvías, profusamente engalanados, servían para atraer a la población a cualquier acontecimiento convocado. En esta imagen puede verse uno de estos coches, en la Plaza Mayor, “ataviado” al servicio del “Valladolid patriótico”. Valladolid dispuso de tranvía de “tracción animal” entre 1881 y 1910; y “eléctrico” desde 1910 hasta 1933. (OLS 117)
OLS 121
La plaza de la Fuente Dorada era visitada a diario por los aguadores que acercaban los cántaros llenos hasta las casas. El agua de esta fuente, procedente de Argales, era muy apreciada. (OLS 121)
OLS 125
Un atractivo puesto de alfarero en la actual plazuela del Val. (OLS 125)
OLS 127
El mercado del Val, el más grande de los tres mercados “de hierro” promovidos en 1878 por la Alcaldía de Miguel Íscar, fue inaugurado en 1882. El proyecto era del arquitecto Joaquín Ruiz Sierra. (OLS 127)
OLS 150
En el siglo XIX, la incipiente sociedad urbana convivió con la población rural (mayoritaria) llegada del campo en busca de una mejor vida. (OLS 150)
OLS 154
Junto al Puente Mayor, frente a las riberas del espolón nuevo, las mujeres bajaban a lavar en el Pisuerga. Al fondo, el desaparecido convento de San Nicolás. (OLS 154)
AM 5 37
La esbelta torre sobre el atrio de la iglesia de San Benito, aún luce en esta imagen el cuerpo superior que la embellecía. Este templo fue desconsagrado durante la ocupación francesa a comienzos del siglo XIX y fue utilizado por el ejército francés como “cuadra” y “almacén”. Sobre la puerta principal de acceso a la iglesia se conserva, en piedra, el único escudo napoleónico de la ciudad. (AM 5 37)
AM 5 38
Tras la demolición de la antigua Casa Consistorial, en pie desde finales del siglo XVI, Valladolid puso en marcha un concurso de ideas para la nueva construcción. He aquí uno de los bocetos presentados. El proyecto ganador fue el de Enrique María Repullés y Vargas. El edificio se inauguró en 1908. (AM 5 38)
AM 5 39
La población vallisoletana se nutrió sustancialmente de las familias inmigradas desde el ámbito rural provincial; haciendo pervivir en Valladolid una cultura vinculada al mundo agrícola que, coexistiendo con el incipiente Valladolid industrial, fue característica del Valladolid decimonónico. (AM 5 39)
AM 5 41
La puerta del Campo, por la que se entraba a la ciudad desde Madrid, separaba el casco urbano del extenso baldío que hoy conocemos como Campo Grande y que, en el siglo XIX, permanecía flanqueado por numerosos establecimientos religiosos extramuros. (AM 5 41)
AM 5 47
El Hospital de la Resurrección (antes mancebía municipal) fue demolido en 1893. En el solar resultante, se edificaría, años después, la “Casa Mantilla”, ejemplo de la arquitectura doméstica que comenzaba a reclamar la naciente burguesía industrial. (AM 5 47)
AM 11 4
Valladolid recibió la visita de los sucesivos monarcas españoles que reinaron en el siglo XIX. Alfonso XIII y su séquito militar no fueron una excepción. (AM 11 4)
AM 11 6
Durante gran parte del siglo XIX, los vallisoletanos presenciaron los festejos taurinos en el llamado “Viejo Coso” (convertido después en Cuartel de la Guardia Civil y hoy en plaza vecinal entre las calles San Quirce y San Ignacio). El coso del paseo de Zorrilla fue inaugurado en 1890. (AM 11 6)
AM 11 16
A comienzos del siglo XX, el Teatro Pradera, al comienzo del paseo central del Campo Grande, era lugar obligado de visita en los tiempos de ocio. El Campo Grande, desde los años del alcalde Miguel Íscar, ya estaba siendo objeto de algunas plantaciones. (AM 11 16)
AM 11 18
La plaza de toros de Valladolid, en el paseo de Zorrilla, fue inaugurada en 1890. En los solares aún no urbanizado que la circundaban se jugaba al fútbol con periodicidad… (AM 11 18)
BA 4057 1
Vista general de la ciudad, desde las cuestas del actual barrio de Parquesol. Podemos ver el Monasterio de Ntra. Señora de Prado, entonces hospital psiquiátrico; y el puente de hierro, mal llamado “Puente colgante”, que fue instalado sobre el Pisuerga en 1864. Fabricado exclusivamente en hierro –nuevo material de construcción en el Valladolid del XIX– es el segundo puente sobre el “gran río”, erigido ocho siglos después del Puente Mayor. (BA 4057 1)
BA 4057 8
Antigua Casa Consistorial en el mismo emplazamiento que la nueva. Entre sus artífices se citan nombres tan importantes como Diego de Praves o Francisco de Salamanca, maestros implicados en la reconstrucción del centro urbano tras el terrible incendio que asoló la ciudad en 1561. (BA 4057 8)
BA 4057 9
La “Acera de San Francisco” era el lateral de la Plaza Mayor más utilizado para el encuentro ciudadano, la charla, las homilías de los charlatanes… Tomo su nombre del antiguo Convento de San Francisco, que abría a la plaza su fachada principal. (BA 4057 9)
BA 4057 10
La iglesia de Santa María de la Antigua, fundación del mismísimo conde Ansúrez, llegó al siglo XIX, oculta tras una amalgama de construcciones que habían ido superponiéndosele a lo largo de los siglos y que ocultaban su gran belleza. (BA 4057 10)
BA 4057 14
Las trazas de la catedral de Valladolid fueron realizadas por Juan de Herrera pero la dirección de obra fue realizada por una larga lista de maestros arquitectos que fueron relevándose en el tiempo. Aun así, la catedral, en el siglo XIX, estaba tan inconclusa como en la actualidad. O quizás algo menos, pues tuvo, hasta 1843, una torre (“La buena moza”) que se desplomaría hacia mediados de la centuria. (BA 4057 14)
BA 4057 15
En 1866, quedó finalmente certificada la identificación de las casas del Rastro de los Carneros, con las casas en las que habitó Miguel de Cervantes a comienzos del siglo XVII, junto sus familiares “las cervantas”; momento en que dio a la imprenta, por cierto, su inigualable Don Quijote. (BA 4057 15)
CC 26
La Acera de San Francisco (en la Plaza Mayor) atestada de público por algún acontecimiento ciudadano. Al fondo se abre la calle de la Pasión y, tratando de enfilar la calle de Santiago, un antiguo tranvía. (CC 26)
CAJA 443 6
La invasión francesa trajo a Valladolid la costumbre de tomar “café”. A partir de ese momento, en la ciudad comenzaron a proliferar los establecimientos a los que la gente acudía a tomar, además de café, licores, refrescos y… helado (en las llamadas “botillerías”). (CAJA 443 6)
CC 30
El tranvía, primero de tracción animal y luego eléctrico, fue la primera modalidad de transporte público en la ciudad. Aquí lo vemos atravesando una bulliciosa calle de Santiago. (CC 30)
CC 48
El arzobispo de Valladolid, acompañado de su séquito de coadjutores y monaguillos, acudía presto a imponer su bendición allí donde le requerían. En esta imagen, el arzobispo parece entrar en el Colegio de Santiago (hoy conjunto de Las Francesas). (CC 48)
CC 50
La Virgen de San Lorenzo, patrona de la ciudad de Valladolid, fue coronada canónicamente en 1917. Para ello, la imagen abandonó su trono y fue subida al balcón de la Casa Consistorial. La ceremonia fue oficiada por el cardenal Cos.(CC 50)
CC 51
La Virgen de San Lorenzo, patrona de la ciudad de Valladolid, fue coronada canónicamente en 1917. Para ello, la imagen abandonó su trono y fue subida al balcón de la Casa Consistorial. La ceremonia fue oficiada por el cardenal Cos. (CC 51)
CC 73
La Virgen de San Lorenzo, patrona de la ciudad de Valladolid, fue coronada canónicamente en 1917. Para ello, la imagen abandonó su trono y fue subida al balcón de la Casa Consistorial. La ceremonia fue oficiada por el cardenal Cos. (CC 73)
CS 41
En 1852, la Academia de Caballería se instaló inicialmente en el edificio llamado “El octógono” que había sido construido para presidio. El “Octógono” fue pasto de las llamas en 1915 y en su lugar se erigió el edificio que ha llegado hasta nuestros días.(CS 41)
CS 56
A finales del siglo XIX, en el paseo de Recoletos, a la altura de la Casa Resines, un templete para música congregaba numeroso público con mucha frecuencia. (CS-56)
MASO 3
La costumbre de contratar fotografías de estudio comenzó a extenderse entre las clases más acomodadas de la sociedad decimonónica, en las últimas décadas del siglo. (MASO 3)
MASO 4
Abandonado el viejo coso, junto a la plaza de Fabio Nelli, la nueva plaza de toros de Valladolid acogió los espectáculos taurinos desde 1890. (MASO 4)
MU 35
La iglesia de la Antigua a duras penas podía lucir su belleza entre la amalgama de construcciones que la circundaba. (MU 35)
MU 77
La explanada frente al “Octógono” (hoy Academia de Caballería) fue durante todo el siglo XIX escenario de paradas militares y recibimientos oficiales a visitantes ilustres. Desde su pedestal, el poeta José Zorrilla fue testigo de todo desde 1900. (MU 77)
OLS 51
Los días de romería siempre fueron momentos de esparcimiento y hermanamiento vecinal. (OLS 51)
OLS 52
Las fuentes de vecindad, repartidas por diversas plazas vallisoletanas, fueron lugar cotidiano de abastecimiento de agua hasta que, en el último tercio del siglo XIX, se promovió el general saneamiento de la población, apoyado en los planes defendidos y diseñados por el ingeniero Recaredo Uhagón. (OLS 52)
OLS 58
El 14 de septiembre de 1900, la ciudad de Valladolid inauguró su más emblemática estatua: la erigida en homenaje al ilustre poeta José Zorrilla, nacido en la ciudad en 1817 y fallecido en Madrid en 1893. La fisonomía de este entorno ha variado mucho y muchas veces desde entonces.(OLS 58)
OLS 59
En la esquina de Ferrari con la Plaza Mayor, un cartel anuncia a la población la representación en el Teatro Calderón, inaugurado en septiembre de 1864, de “Los tres mosqueteros”. El tranvía se acerca… (OLS 59)
OLS 71
El paseo por el Paseo del Príncipe del Campo Grande fue y es todo un clásico de los usos vallisoletanos. (OLS 71)
OLS 75
La cubrición del ramal sur del Esgueva hizo posible la apertura de una gran avenida desde la plaza de Zorrilla hasta la plaza del Campillo (hoy plaza de España). Valladolid dedicaría esta vía, abierta en 1880, a su alcalde más famoso: Miguel Íscar Juárez. (OLS 75)
OLS 76
Allí donde el ramal sur del Esgueva entraba en el río Pisuerga (hoy ribera de Curtidores) hubo embarcadero y las lavanderas extendían sus tendales. (OLS 76)
OLS 111
El Puente Mayor, único sobre el Pisuerga en el término municipal de Valladolid hasta 1865, unía las plazas de San Bartolomé y San Nicolás. Por él pasaban los viandantes y, desde finales del siglo XIX, los tranvías e incluso el popular “Tren Burra”. (OLS 111)
OLS 112
En la Plaza Mayor “aparcaban” los coches de postas, uno de los primeros exponentes del transporte público interurbano. (OLS 112)
OLS 115
En 1885, el empresario palentino Ambrosio Pérez abrió su establecimiento de relojería en una de las mejores esquinas comerciales de Valladolid. Lo llamó: “Bazar Parisién” (OLS 115)
OLS 116
Desde su inauguración en septiembre de 1900, la estatua de Zorrilla, en las inmediaciones de “El Octógono – Academia de Caballería” se convirtió en un lugar muy frecuentado de paseo. (OLS 116)
OLS 117
Los coches de los tranvías, profusamente engalanados, servían para atraer a la población a cualquier acontecimiento convocado. En esta imagen puede verse uno de estos coches, en la Plaza Mayor, “ataviado” al servicio del “Valladolid patriótico”. Valladolid dispuso de tranvía de “tracción animal” entre 1881 y 1910; y “eléctrico” desde 1910 hasta 1933. (OLS 117)
OLS 121
La plaza de la Fuente Dorada era visitada a diario por los aguadores que acercaban los cántaros llenos hasta las casas. El agua de esta fuente, procedente de Argales, era muy apreciada. (OLS 121)
OLS 125
Un atractivo puesto de alfarero en la actual plazuela del Val. (OLS 125)
OLS 127
El mercado del Val, el más grande de los tres mercados “de hierro” promovidos en 1878 por la Alcaldía de Miguel Íscar, fue inaugurado en 1882. El proyecto era del arquitecto Joaquín Ruiz Sierra. (OLS 127)
OLS 150
En el siglo XIX, la incipiente sociedad urbana convivió con la población rural (mayoritaria) llegada del campo en busca de una mejor vida. (OLS 150)
OLS 154
Junto al Puente Mayor, frente a las riberas del espolón nuevo, las mujeres bajaban a lavar en el Pisuerga. Al fondo, el desaparecido convento de San Nicolás. (OLS 154)

BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DE JOSÉ ZORRILLA

Casa-museo de José Zorrilla.


Calle de Fray Luis de Granada, 1
47003 Valladolid

Información


Teléfono: 983 42 62 66
Correo electrónico: informacion@200josezorrilla.es